Esta crítica contiene todo tipo de Spoilers de “Los Últimos Jedi”, así como de otras películas de la saga, así que si no has visto la película u otras películas de la saga, te aconsejo que no la leas.

Introducción

Star Wars es una saga que me gusta bastante. Tal vez no soy el fan número uno de la franquicia pero desde luego es una serie de películas a las que les tengo mucho cariño. No vi las películas originales en el cine ni mucho menos (no era lo bastante mayor como para ello, de hecho, no había nacido cuando se estrenaron las dos primeras) pero todavía recuerdo que mi padre tenía grabadas de TVE1 en VHS las tres primeras películas de la saga.

En su día las veía cuando mi hermano o yo mismo trasteábamos con el reproductor de vídeo y la verdad es que en su momento no me enteraba mucho de la trama pero me parecía interesante lo que veía y solamente tenía claras ciertas cosas que pasaban en las películas.

No fue hasta mucho tiempo más tarde, en 1999 concretamente, cuando se estrenó “Episodio I: La Amenaza Fantasma”, evento al que acudí junto a mis amigos de entonces al cine de mi pueblo. Recuerdo estar en la cola del cine junto a mis amigos y flipar con alguna persona que acudió disfrazada a aquel estreno (aunque sinceramente, no recuerdo de qué iba disfrazada).

La película en su día me gustó bastante debido a la espectacularidad de las coreografías de las escenas de combate y los efectos especiales me parecieron muy buenos en su día, aunque de la trama política no me enteré de casi nada, siendo sincero.

Fue debido a esto que se despertó de nuevo en mí el interés hacia las películas originales y en cuanto pude, las volví a ver de nuevo para ya, por fin, conocer bien el argumento original de esta historia. Fue entonces cuando vi, qué hacía tan especiales a estas películas.

Cuando Disney anunció que había comprado Lucasfilm y que iba a hacer una nueva trilogía de películas y tres spin-off, el pequeño friki de Star Wars que vivía oculto en mi interior se emocionó porque, vale, la segunda trilogía no había estado mal, pero siendo francos fue un cúmulo de despropósitos, de malas actuaciones y de malos efectos especiales aunque tuviesen ciertas cosas encomiables, así que una nueva serie de películas hechas a día de hoy y contadas de la manera en la que actualmente se cuentan las historias en el cine, tenían muchas posibilidades. La sensación de poder ver películas buenas de Star Wars me invadió.

En cuanto vi el tráiler de “Episodio VII: El Despertar de la Fuerza” vi ciertos detalles, ciertos momentos, que reafirmaron las sensaciones que experimenté en cuanto se anunciaron las nuevas películas y aumentaron las expectativas que tenía puestas en estas películas.

Y llegó el día del estreno.

Recuerdo que pedí poder salir antes del trabajo para ir a la sesión de las 15:00 de la tarde. Comí con mi pareja en un McDonalds que está cerca de la sala de cine a la que solemos ir y a continuación nos dirigimos a ver la película.

Las sensaciones al terminar la película fueron un poco agridulces. A pesar de que la película me gustó mucho no se podía negar que era una especie de “remake” encubierto de la primera película de la saga original. Entendí que esto se había hecho a modo de homenaje a la película original así que no lo tuve en cuenta a la hora de valorar la película, que contenía muchos de los elementos que esperaba encontrar en ella. La cinta presentaba, en mi opinión, nuevos personajes interesantes y nuevas tramas que tenían mucho interés y mucho potencial y eso me bastó para disfrutarla.

Cuando este año se presentó el tráiler de “Los Últimos Jedi”, no tuve la misma sensación que cuando vi el tráiler de “El Despertar de la Fuerza”, lo que salía en esas imágenes era muy trivial, no emocionaba, nada de lo que pasaba tenía gancho. En definitiva me dejó bastante frío. Igualmente intenté que un tráiler no me influenciara y en cuanto se estrenó la película acudí a verla.

“Esto no va ir… como tú crees.”

Ya lo decía Luke en el tráiler. El resto de esta historia que os estoy contando no os va a gustar.

“Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi” es una película que coge todo lo que J.J. Abrams planteó en “El Despertar de la Fuerza” y lo tira a la basura. Ese sería el resumen general de lo que me pareció la película.

Hace ya más de dos semanas que la vi y durante este tiempo he leído muchas opiniones en internet (sobre todo en Twitter) de gente a la que le ha gustado la película y muchas menos opiniones de gente a las que no les ha gustado. La tónica general ha sido que a la gente que no les ha gustado ha sido en gran parte debido a todas las rupturas con el Lore original y todos los “sacrilegios” que se producen durante el metraje de la película. Los declarados “true fans” hasta han creado un inútil Change.org que pide a Disney que esta entrega de la saga no cuente para el canon. Pues si bien he de decir que hay muchas de estas cosas que me molestaron, no voy a mentir, no es el problema principal que tengo con la película.

Es decir, ¿qué importa que Luke Skywalker o el Almirante Ackbar (origen de uno de los mejores memes de internet de la historia) se mueran en esta película (por poner un ejemplo) si nos habéis contado una buena historia? Pues ese no es el caso.

La trama de “Los Últimos Jedi” es absurda y ridícula y está llena de situaciones igualmente ridículas que causan vergüenza ajena e insultan a la inteligencia del espectador.

Muchos diréis: “¡Que es Star Wars! ¡Que las naves hacen ruido en el espacio!”. Vale, sí, es una película de aventuras y no tiene porqué ser rigurosa en aspectos científicos o en lo que a las leyes de la física se refiere y se le pueden perdonar ciertas cosas que pueden pasar para “agilizar” y amenizar una historia que normalmente es para todos los públicos, pero lo que no puedo aguantar es que me tomen por tonto presentándome una serie de situaciones que no tienen ningún sentido ni ninguna excusa para darse en una historia mínimamente interesante.

Seguramente os sentiréis tentados de mencionar, por ejemplo, que en “El Retorno del Jedi”, un puñado de Ewoks es capaz de hacerles frente al Imperio, y sí, reconozco que es algo bastante ridículo, pero en este caso, esta situación consigue pasar desapercibida porque el conjunto así lo hace.

Y este es el principal problema de esta película. Plantea una situación ridícula como base y todo lo demás que se va mostrando es igualmente insultante por lo que es imposible no tenerlo en cuenta.

El filme empieza como todas las películas de Star Wars (excepto su, hasta la fecha, único spin-off“Rogue One”), con sus típicas letras en perspectiva que son las encargadas de introducirnos en la historia que se está a punto de contar y a continuación nos muestra un plano del espacio que normalmente da paso a una batalla espacial. En este caso la cámara desciende desde el espacio hasta un planeta cercano en el que observamos como los rebeldes están evacuando su base por que la Primera Orden los ha encontrado. Esto da paso a una cómica escena protagonizada por Poe Dameron y el General Hux que desemboca en la típica batalla espacial con las que comienzan las películas de Star Wars, tal como he mencionado antes, resultando al final en un pequeño fracaso para los rebeldes que pierden todos los bombarderos en el ataque a pesar de destruir un destructor enemigo en el acto.

Al final de esta escena, los rebeldes consiguen huir por el hiperespacio, pero la Primera Orden tiene un dispositivo que les permite seguirlos a la velocidad de la luz, así que están jodidos. ¿En serio? ¿Esa es la trama principal de la película?

Y no me malinterpretéis, no me molesta que se pueda seguir a la flota rebelde a través de la velocidad de la luz, eso me da igual, me molesta que Rian Johnson base toda la trama en que un grupito de gente persigue a otro grupito de gente durante HORAS disparándoles tiritos. Porque sí, señores, la flota de la Primera Orden tras alcanzar a los rebeldes lanzan una primera oleada de Tie Fighters, se cargan todas sus defensas y sus X-Wing y luego solamente se limitan a perseguirlos a cierta distancia. ¿Cual es el sentido de todo esto? ¡Mandad los Tie Fighters y matadlos a todos! Pero no, ¿por qué váis a terminar una situación en un momento si la podéis alargar durante horas?

A partir de aquí, vamos mal, porque todo lo que pueda pasar en la película se basa en esta premisa sin sentido y da igual lo que se intente hacer con el resto de situaciones porque la base está mal.

De todos modos, realizando un ejercicio de autoconvencimiento e intentando olvidar la premisa inicial, atención al plan que elaboran para librarse de esta “persecución”: buscar un hacker en vete a saber dónde para poder desactivar la baliza que les permite seguirlos a la velocidad de la luz. Claro, como los malos son imbéciles y les están persiguiendo “poco a poco” para matarlos en cuanto se queden sin combustible (VERY CLEVER), les da tiempo a ir a Canto Bright y volver, ni que decir tiene que lo hacen mientras están en plena “persecución”, y además, de casualidad consiguen encontrar un hacker en una celda el cual les ayuda a escapar de la misma y cómo no, también sabe descifrar códigos de una nave de la Primera Orden. ¡Bingo! Y vuelvo a repetir, es que todo esto no estaría mal si la base de la trama no fuese la que es. Se podría haber hecho la misma escena de Canto Bright pero sin que se diese en esos términos.

¿Y qué hacemos con los personajes?

Respecto a Rey: ¿soy el único que ve que el personaje no ha evolucionado nada? Es decir, en la primera entrega de esta saga ya era la puta ama, o sea, poco le podían enseñar porque sin que nadie se lo explicase se puso a hacer trucos mentales y a coger objetos a distancia. Es una cosa que puede ser discutible y difícil de creer pero se puede asumir como un “atajo” de guión si no fuese porque la evolución del personaje es nula en esta película.

Cuando yo pensaba que iban a darle un poco más de bagaje al descender a las profundidades de Ahch-To, el planeta-isla de Luke, no descubrimos absolutamente nada de ella, de su pasado o de su futuro tal como la mismísima Rey relata al contarle a su “gran” amigo Kylo lo que ha experimentado al bajar a dicho paraje. Seguramente será algo en lo que se profundizará en la siguiente película pero, vuelvo a repetir que hacía falta que el personaje evolucionase en esta entrega y no resultase un mero nexo de unión entre Luke y Kylo. ¿Qué motiva a Rey a hacer lo que hace? ¿Acabar con la Primera Orden? ¿Traer a Kylo Ren al lado luminoso? Esta era una película para responder todas esas incógnitas y lo único que hemos obtenido es, o ninguna respuesta o algún nuevo enigma.

Por otra parte, Kylo Ren, villano que empezaba con mucha fuerza al comienzo de “El Despertar de la Fuerza” terminó derrotado y mostró su lado más débil. Para mí fue un error mostrar su cara en la primera película, porque la máscara era un símbolo de intimidación e identidad del personaje, el cual yo hubiese potenciado. En la primera parte, para mí era una especie de fanboy o hipster espacial que veneraba lo “vintage” (Darth Vader) y homenajeaba el casco y traje que llevaba su abuelo debido a sus dificultades respiratorias.

Snoke se burla de él diciendo que no es más que un chaval con una máscara y este destroza el casco como buen niñato que es dejando de lado esa vertiente fan suya. Un completo error en mi opinión.

Todo estos hechos están colocados para hacernos notar una cosa. Las cosas en Star Wars van a cambiar y lo que se considera “canon” ya no lo va a ser. Y me parece bien. Uno se harta de que siempre tenga que haber una “Estrella de la Muerte” que destruir, o un “Imperio” que derrotar. Eso no es original, eso ya se ha hecho y el universo Star Wars puede dar mucho más de sí.

No me molesta que no se explique nada sobre Snoke, no me molesta que la Capitán Phasma sea un personaje creado únicamente para vender muñecos, incluso no me molesta que Luke muera al final.

Me molesta que cuando por fin deciden mostrar que Leia es sensible a la fuerza con todas las de la ley, lo hagan de la manera más ridícula que se les ocurrió. Me molesta que Luke no sea capaz de darse cuenta de que Rey está haciendo “Skypes” durante toda la película con su archienemigo. Me molesta que la trama del casino no aporte absolutamente nada a la película y se la podrían haber ahorrado, además de que saca al espectador totalmente de la película teniendo en cuenta la supuesta “urgencia” que sienta la trama principal al inicio de la película. Me molesta que Kylo Rensea cada vez más patético como villano y que no pueda darse cuenta de que está enfrentándose a un holograma de Luke (o “materialización espiritual”, como os guste más) al final de la película.

Y antes he dicho que no me molestaba que muriese Luke, pero la cuestión es que sí que lo hace bajo estas circunstancias. Me molesta que se lo carguen al final y que lo hagan de ese modo, muriendo en la distancia y sin entender exactamente el porqué, cuando es un personaje que para mí todavía podía dar muchísimo más de sí.

Por tanto, ¿por qué no contar cosas sobre los personajes presentados en la anterior película?. Habían muchos elementos que se mostraron a modo de flashbacks que podrían haber resultado interesantes.

Por ejemplo, hubiese estado bien ver cómo creó Luke la nueva escuela Jedi, en qué circunstancias Kylo empezó a verse atraído por el lado oscuro, etc.

La escena en la que ¿Los Caballeros de Ren? aparecen junto al mismo Kylobajo la lluvia en uno de los flashbacks de Rey, ¿en serio no tenía eso potencial?. Podrían haber dedicado perfectamente media película a toda la parte del planeta-isla, evolucionando el personaje de Rey y explicando las circunstancias en las que Kylo se convirtió en lo que conocemos a día de hoy. Claro, eso hubiese restado minutos de metraje de escenas de tiros en el espacio o de la inexcusable escena del casino. Otra razón para llamar sacrílego a alguien y ahora soy yo el responsable, fijate tú.

Y pensándolo detenidamente ¿tal vez los denominados Caballeros de Reneran los “protectores” vestidos de rojo de la sala de Snoke? En la trilogía original desde luego era así, el emperador tenía un séquito formado por guerreros que iban vestidos de rojo, por lo que seguramente sea así. ¿No era esto algo en lo que podrían haber profundizado mínimamente? No, es otra de las cosas que Johnson desechó de “El Despertar de la Fuerza” y a las que no ha dado importancia.

Desde el primer momento en el que Luke lanza el sable láser de su padre detrás de su espalda, tenemos claro que se trata de una completa declaración de intenciones por parte del director de “desechar” todas las ideas sembradas en la primera parte y su deseo de contar “su historia”.

Por otra parte, ¿cuáles son las motivaciones de Kylo Ren tras eliminar a Snoke?. ¿Destruir la Resistencia?, ¿destruir a Luke Skywalker?, ya está muerto, por tanto, ¿destruir a Rey?. Tal vez si nos hubiesen contado por qué razón se convirtió al lado oscuro de la Fuerza lo tendríamos claro. Esta película más que una película de transición de una trilogía parece una que la finaliza. Además, ¿para qué crear en esta historia la figura de Snoke, dándole todo el poder que se supone que tiene y luego ridiculizando dicho poder haciendo que Kylo Ren sea capaz de matarle? Es un Skywalker, vale, pero Rey le venció en su primera batalla con espada láser.

Respecto a Luke Skywalker, muchos han criticado que tras el fracaso con su sobrino se retirase como un ermitaño a un planeta aislado y a pesar de que yo no veo desacertada esa decisión no me gusta cómo se trata al personaje durante sus interacciones. Para empezar, según lo que nos dice Rey en su “primera lección”, se supone que Luke está completamente cerrado a la Fuerza pero acabamos de verle cazar un pez con una lanza de varios metros de altura tras dar un salto con una agilidad digna de un Jedi. ¿Para qué esta escena de lucimiento si me vais a decir luego que se ha cerrado a la Fuerza? ¿Qué pasa, Luke abre el “grifo de la Fuerza” cuando le conviene? ¿Y si esto se puede hacer o según el Lore creado por el señor Rian Johnson es automático en ciertas circunstancias (volver a los senderos de la Fuerza en cuanto se desee), a qué viene ese tono de sorpresa de Rey? Estas son las cosas que me cabrean y que no se tengan en cuenta a la hora de escribir una historia, sea Star Wars o sea David el Gnomo.

Pero no todo se puede basar en los personajes

¿Y qué pasa con el contexto político del universo en esta película? Se toca muy de refilón con la crítica social en Canto Bright y en la anterior película destruyeron varios planetas con la StarKiller pero no da la sensación de que la Primera Orden controle nada en este universo. Es decir, como he dicho antes, parece un grupo de gente que persigue a otra, no da la sensación de que hay opresión, trifulcas entre distintas facciones, etc.

Muchos me diréis: “Tiene la misma lógica que las anteriores de Star Wars o cualquier otra película de aventuras.” No, lo siento. Ese argumento no me vale cuando se están haciendo películas nuevas y la intención primordial es hacer “borrón y cuenta nueva” con las películas originales.

Es decir, me da igual que las películas originales de Star Wars estuviesen plagadas de fallos o incoherencias (cosa que como ya he dicho, uno no se percata claramente de ellas por que el conjunto acompaña), era otra manera de hacer cine y podían tener más o menos recursos para contar cosas, pero hoy en día, todo esto no puede estar justificado. Yo me pregunto: ¿en serio no se os ocurrió otra manera de contar esta historia? ¿no sois capaces de inventaros una historia que no esté plagada de situaciones inverosímiles, no realísticamente sino estilísticamente hablando?

Por que hay muchas más, muchas situaciones más que me resultan insultantes como espectador y que no he detallado ya por aburrimiento, y no me estoy refiriendo a cosas como que las bombas de los bombarderos “caigan” sobre el destructor enemigo en el espacio ni a que Leia sea capaz de sobrevivir minutos en el espacio. Ya he dejado claro en el inicio de este artículo que esas cosas no las tengo en cuenta ni se pueden tener en cuenta por nadie debido a la libre interpretación y rigurosidad que estas películas hacen de estos temas. A la hora de crear una historia de ficción y sentar unas bases para ella (como que las bombas puedan “caer” en el espacio) creas unas “nuevas” reglas para esa historia o universo creados. Pero si sacrificas dichas reglas y te las saltas aleatoriamente cuando te convenga la verosimilitud de ese universo que acabas de crear, queda en entredicho. Este exceso de utilización y abuso del “Deus Ex Machina” no es en absoluto justificable.

“El fracaso, el mejor maestro es.”

Y a pesar de todo este odio, hay cosas buenas en la película, por difícil que parezca.

Podríamos empezar por la concienciación al espectador de que en la guerra hay muchísimas bajas y que no vale la pena utilizar cualquier estrategia para destruir una nave enemiga si con ello se pierden muchísimas unidades propias. También está la crítica social de la venta de armas realizada contra los propios rebeldes (una crítica social que ya se vio acertadamente en Rogue One) y sobre todo uno de los personajes nuevos introducidos, el de Amilyn Holdo interpretado por Laura Dern que tiene su momento cumbre cuando destruye la “mega-nave” de la Primera Orden con su propia nave, en mi opinión una de las mejores escenas de la película y mi favorita junto con la escena de lucha en la cámara de Snoke (diseño de la cual me gustó mucho también).

Por otra parte me gusta como se acerca la película a la “ambigüedad” con la que Rey se acerca a ambos lados de la fuerza sin sentir miedo cuando se adentra en el lado oscuro, cosa que asusta a Luke. Ese es un buen tema para profundizar en el universo Star Wars ya que para mí no todo es negro o blanco, también puede ser gris, y eso es Rey para mí. Una lástima que no profundizasen más en este tema.

También está el tema de que Kylo le dice a Rey que sus padres no eran nadie y creo que está bien que ella no sea una Skywalker, no le vería sentido, aunque bueno, de todos modos Kylo puede estar mintiéndole perfectamente.

El personaje de Rose ha sido bastante criticado por unos y venerado por otros. En mi opinión, pues bien, un personaje más, no tengo una opinión formada respecto a ella por que participa en la trama del casino que como he dicho antes sobraba por completo, de todos modos su personalidad está bien y es un personaje claramente, muy teenager, para gustar a cierto sector del público.

De hecho, lo único que salvaría de la trama del casino sería a BB-8, que da pie a situaciones bastante divertidas en todos los casos en los que aparece. A Finn mejor ni le nombramos.

Conclusión

Veremos qué nos depara el todavía sin nombre “Episodio IX” pero espero que al menos, la base de la historia no sea tan increíblemente ridícula como la de “Los Últimos Jedi”.

No sabéis la impotencia que siente uno cuando todas las opiniones que ve de una película o serie son mayormente favorables y los que ven cosas mal no coinciden contigo. Sobre todo me molesta que mucha de la gente a la que le ha gustado la película se meta con la gente que no le ha gustado teniendo en cuenta solamente detalles relacionados con el origen de la saga, cuando lo que yo veo mal en esta película no tiene nada que ver con eso.

Si has llegado hasta aquí, agradezco que te hayas tomado el tiempo para leer este tostón de artículo. Siento haberme alargado tanto pero incluso con todo esto que he escrito siento que se me quedan cosas en el tintero de las que me gustaría hablar largo y tendido.

Igualmente, gracias por haberme leído.

Maybe you would like to leave a comment

The fields marked with an asterisk (*) are required.

Leave a Reply

There are no comments